position-13

channel1.jpgchannel2.jpgchannel3.jpgchannel4.jpgchannel5.jpgchannel6.jpgchannel7.jpgchannel8.jpg

Hazte miembro de IAEM

Si eres un profesional de la gestión de emergencias o perteneces a cualquier otro tipo de sector de actividad afín, si estás vinculado al voluntariado de la protección civil o simplemente te interesa el mundo de las emergencias y quieres contribuir con nosotros en su desarrollo, entonces IAEM es para ti.

Hazte miembro de IAEM a través de la web de IAEM-Global, utilizando para ello nuestro vídeo explicativo. Descarga nuestro tríptico.

Programa CEM®

IAEM creó los programas de Gestor de Emergencias Certificado® y Gestor de Emergencias Asociado en 1993 para elevar y mantener los niveles de cualificación profesional. Es un programa internacionalmente reconocido, que certifica los logros conseguidos dentro de la profesión de gestión de emergencias. Pinche aquí para conocer más sobre este programa.

Novedades

Descárguese y comparta el informe sobre la RESACA MARINA del 21 de agosto de 2012 en las costas de Cádiz.

Pinche aquí.

Descargas

Grado

Efectos

I

a)

  • La sacudida no es percibida por los sentidos humanos, siendo detectada y registrada solamente por los sismógrafos.

II

a)

  • La sacudida es perceptible solamente por algunas personas en reposo, en particular en los pisos superiores de los edificios.

III

a)

  • La sacudida es percibida por algunas personas en el interior de los edificios y sólo en circunstancias muy favorables en el exterior de los mismos.

b)

  • La vibración percibida es semejante a la causada por el paso de un camión ligero.

c)

  • Observadores muy atentos pueden notar ligeros balanceos de objetos colgados, más acentuados e los pisos altos de los edificios.

IV

a)

  • El sismo es percibido por personas en el interior de los edificios y por algunas en el exterior.

  • Algunas personas se despiertan, pero nadie se atemoriza. La vibración escomparable a la producida por el paso de un camión pesado con carga.

  • Las ventanas, puertas y vajillas vibran.

  • Los pisos y muros producen chasquidos.

  • El mobiliario comienza a moverse.

  • Los líquidos contenidos en recipientes abiertos se agitan ligeramente.

V

a)

  • El sismo es percibido en el interior de los edificios por la mayoría de las personas y por muchas en el exterior.

  • Muchas personas que duermen se despiertan y algunas huyen.

  • Los animales se ponen nerviosos.

  • Las construcciones se agitan con una vibración general.

  • Los objetos colgados se balancean ampliamente.

  • Los cuadros golpean sobre los muros o son lanzados fuera de su emplazamiento.

  • En algunos casos los relojes de péndulo se paran.

  • Los objetos ligeros se desplazan o vuelcan.

  • Las puertas o ventanas abiertas baten con violencia.

  • Se vierten en pequeña cantidad los líquidos contenidos en recipientes abiertos y llenos.

  • La vibración se siente en la construcción como la producida por un objeto pesado arrastrándose.

b)

  • En las construcciones de tipo A son posibles ligeros daños (clase 1).

c)

  • En ciertos casos modifica el caudal de los manantiales.

VI

a)

  • Lo siente la mayoría de las personas, tanto dentro como fuera de los edificios.

  • Muchas personas salen a la calle atemorizadas.

  • Algunas personas llegan a perder el equilibrio.

  • Los animales domésticos huyen de los establos.

  • En algunas ocasiones, la vajilla y la cristalería se rompen, los libros caen de sus estantes, los cuadros se mueven y los objetos inestables vuelcan.

  • Los muebles pesados pueden llegar a moverse.

  • Las campanas pequeñas de torres y campanarios pueden sonar.

 

b)

  • Se producen daños moderados (clase 2) en algunas construcciones del tipo A.

  • Se producen daños ligeros (clase 1) en algunas construcciones de tipo B y en muchas del tipo A.

VII

a)

  • La mayoría de las personas se aterroriza y corre a la calle.

  • Muchas tienen dificultad para mantenerse en pie.

  • Las vibraciones son sentidas por personas que conducen automóviles.

  • Suenan las campanas grandes.

b)

  • Muchas construcciones del tipo A sufren daños graves (clase 3) y algunas incluso destrucción (clase 4).

  • Muchas construcciones del tipo B sufren daños moderados (clase 2).

  • Algunas construcciones del tipo C experimentan daños ligeros (clase 1).

c)

  • En algunos casos, se producen deslizamientos en las carreteras que transcurren sobre laderas con pendientes acusadas; se producen daños en las juntas de las canalizaciones y aparecen fisuras en muros de piedra.

  • Se aprecia oleaje en las lagunas y el agua se enturbia por remoción del fango.

  • Cambia el nivel de agua de los pozos y el caudal de los manantiales.

  • En algunos casos, vuelven a manar manantiales que estaban secos y se secan otros que manaban.

  • En ciertos casos se producen derrames en taludes de arena o de grava.

VIII

a)

  • Miedo y pánico general, incluso en las personas que conducen automóviles.

  • En algunos casos se desgajan las ramas de los árboles.

  • Los muebles, incluso los pesados, se desplazan o vuelcan.

  • Las lámparas colgadas sufren daños parciales.

 

b)

  • Muchas construcciones de tipo A sufren destrucción (clase 4) y algunos colapso (clase5).

  • Muchas construcciones de tipo B sufren daños graves (clase 3) y algunas destrucción (clase 4).

  • Muchas construcciones de tipo C sufren daños moderados (clase 2) y algunas graves (clase 3).

  • En ocasiones, se produce la rotura de algunas juntas de canalizaciones.

  • Las estatuas y monumentos se mueven y giran.

  • Se derrumban muros de piedra.

 

c)

  • Pequeños deslizamientos en las laderas de los barrancos y en las trincheras y terraplenes con pendientes pronunciadas.

  • Grietas en el suelo de varios centímetros de ancho.

  • Se enturbia el agua de los lagos.

  • Aparecen nuevos manantiales.

  • Vuelven a tener agua pozos secos y se secan pozos existentes.

  • En muchos casos cambia el caudal y el nivel de agua de los manantiales y pozos.

IX

a)

  • Pánico general.

  • Daños considerables en el mobiliario.

  • Los animales corren confusamente y emiten sus sonidos peculiares.

 

b)

  • Muchas construcciones del tipo A sufren colapso (clase 5).

  • Muchas construcciones de tipo B sufren destrucción (clase 4) y algunas colapso (clase 5).

  • Muchas construcciones del tipo C sufren daños graves (clase 3) y algunas destrucción (clase 4).

  • Caen monumentos y columnas.

  • Daños considerables en depósitos de líquidos.

  • Se rompen parcialmente las canalizaciones subterráneas.

  • En algunos casos, los carriles del ferrocarril se curvan y las carreteras quedan fuera de servicio.

 

c)

  • Se observa con frecuencia que se producen extrusiones de agua, arena y fango en los terrenos saturados.

  • Se abren grietas en el terreno de hasta 10 centímetros de ancho y de más de 10 centímetros en las laderas y en las márgenes de los ríos.

  • Aparecen además, numerosas grietas pequeñas en el suelo, desprendimientos de rocas y aludes.

  • Muchos deslizamientos de tierras.

  • Grandes olas en lagos y embalses.

  • Se renuevan pozos secos y se secan otros existentes.

X

a)

  • La mayoría de las construcciones del tipo A sufren colapso (clase 5).

  • Muchas construcciones de tipo B sufren colapso (clase 5).

  • Muchas construcciones de tipo C sufren destrucción (clase 4) y algunos colapso (clase 5).

  • Daños peligrosos en presas; daños serios en puentes.

  • Los carriles de las vías férreas se desvían y a veces se ondulan.

  • Las canalizaciones subterráneas son retorcidas o rotas.

  • El pavimento de las calles y el asfalto forman grandes ondulaciones.

 

b)

  • Grietas en el suelo de algunos decímetros de ancho que pueden llegar a un metro.

  • Se producen anchas grietas paralelamente a los cursos de los ríos.

  • Deslizamientos de tierras sueltas en las laderas con fuertes pendientes.

  • En los ribazos de los ríos y en las laderas escarpadas se producen considerables deslizamientos.

  • Desplazamientos de arenas y fangos en las zonas litorales.

  • Cambio del nivel de agua en los pozos.

  • El agua de canales y ríos es lanzado fuera de su cauce normal.

  • Se forman nuevos lagos.

XI

a)

  • Daños importantes en construcciones, incluso en las bien realizadas, en puentes, presas y líneas de ferrocarril.

  • Las carreteras importantes quedan fuera de servicio.

  • Las canalizaciones subterráneas quedan destruidas.

 

b)

  • El terreno queda considerablemente deformado tanto por desplazamientos de terrenos y caídas de rocas.

  • Para determinar la intensidad de las sacudidas sísmicas se precisan investigaciones especiales.

XII

a)

  • Prácticamente se destruyen o quedan gravemente dañadas todas las estructuras, incluso las subterráneas.

 

b)

  • La topografía cambia.

  • Grandes grietas en el terreno con importantes desplazamientos horizontales y verticales.

  • Caída de rocas y hundimientos en los escarpes de los valles, producidas en vastas extensiones.

  • Se cierran valles y se transforman en lagos.

  • Aparecen cascadas y se desvían los ríos.

 

 

Tipos de construcciones

Tipo A

Con muros de mampostería en seco o con barro, de adobes, o de tapial.

Tipo B

Con muros de fábrica de ladrillo, de bloques de mortero, de mampostería con mortero, de sillarejo, entramados de madera.

Tipo C

Con estructura metálica o de hormigón armado.

 

 

Clasificación de los daños

Clase 1

Daños ligeros: Fisuras en los revestimientos, caída de pequeños trozos de revestimiento.

Clase 2

Daños moderados: Fisuras en los muros, caída de grandes trozos de revestimiento, caída de tejas, caída de pretiles, grietas en las chimeneas e incluso derrumbamientos parciales en las mismas.

Clase 3

Daños graves: Grietas en los muros, caída de chimeneas de fábrica o de otros elementos exteriores.

Clase 4

Destrucción: Brechas en los muros resistentes, derrumbamiento parcial, pérdida de enlace entre distintas partes de la construcción, destrucción de tabiques y muros de cerramiento.

Clase 5

Colapso: Ruina completa de la construcción.

Noticias de EENA - 112

Los nuevos vehículos estarán equipados con este sistema de llamada de emergencia en 2015.

En caso de accidente en cualquier lugar de la Unión Europea, los vehículos equipados con el sistema eCall contactarán automáticamente con los servicios de emergencia marcando el número de emergencias europeo 112. Incluso cuando no haya ningún pasajero capaz de hablar, este sistema enviará un "conjunto mínimo de datos" entre los que se incluye la localización exacta del accidente. De esta forma, al poco de ocurrir el accidente, los servicios de emergencia sabrán adónde enviar los recursos.

El sistema eCall reducirá el tiempo de respuesta de los servicios de emergencia y por tanto salvará cientos de vidas en la UE cada año. El eCall permanecerá inactivo la mayor parte del tiempo y no permitirá que el vehículo sea localizado si no hay una situación de emergencia.

Leer más...